En este apartado mencionaremos todo lo necesario acerca de la lectura comprensiva y aportamos algunos consejos para mejorarla a través de diferentes conceptos dedicados a desarrollar y fomentar el trabajo independiente del lector.

Si te dedicas a la lectura como un método de distracción o a través de ella deseas aprender un nuevo oficio, la comprensión lectora es indispensable, por ejemplo, si deseas convertirte en un cerrajero profesional es necesario que la comprensión lectora sea la mejor, porque seguramente deberás conocer y asimilar una gran cantidad de procedimientos para poder llevarlos a la práctica.

Lectura y comprensión lectora

Inicialmente, la lectura es un proceso de interacción entre el pensamiento y el lenguaje, en este proceso el lector necesita reconocer todas las letras y las palabras para construir un mensaje que luego de ello será procesado y posteriormente entendido.

Por otra parte, la comprensión lectora se trata de reconocer y entender todo lo que se lee, respondiendo efectivamente a la comprensión global del texto, así como el significado de las palabras.

La lectura permite que el usuario active la capacidad de comprender y aprender las ideas importantes de un texto, logrando relacionarla con conceptos que tienen un significado para el lector.

Sin embargo, cuando leemos no siempre se logra comprender el mensaje que el texto desea transmitir o llegarse a comprender de forma equivocada, generalmente las lecturas comprensivas ayudan a reflexionar acerca del texto que se ha escogido y permite facilitar su comprensión.

Para adquirir la comprensión lectora, el lector debe tener claro si conoce el vocabulario del texto, conocer las ideas principales y las ideas secundarias, además si existe una relación entre ellas, gracias a estos puntos el lector podrá trabajar el vocabulario y la lectura al mismo tiempo.

Fases de la lectura comprensiva

Una gran cantidad de expertos coinciden en que la lectura comprensiva es la representación mental de la información que aparece en cada texto, puede ser un proceso complejo para algunos, puesto que el lector debe saber identificar las palabras y las letras que surgen de forma correcta.

Es por ello que usualmente se utilizan diferentes ejercicios para trabajar sobre todo la lectoescritura, estas actividades están divididas en las siguientes fases:

Fase de pre lectura: en esta fase se realizan tareas y ejercicios que se deben realizar antes de realizar la lectura, esto le permitirá al lector conocer el contexto y prepararlo para lo que va a leer.

Actividades en la lectura: es la segunda fase y en ella se realizan diferentes actividades, en esta fase trabajamos la comprensión lectora a nivel general, sin olvidar los aspectos de la primera fase, por lo que es normal encontrar dudas y buscar ejercicios que ayuden al lector a entender los enfoques del texto.

Fase posterior a la lectura: en esta fase el lector podrá comprender y reflexionar acerca del texto que ha leído, en esta fase se consolida las destrezas y habilidades que son practicadas durante todo el proceso, por lo que se podrán intercalar actividades de cualquier tipo, así como trabajar en el vocabulario, la lectura y la ortografía.

Finalmente, para llegar a tener una lectura comprensiva de calidad, la práctica es esencial, leer con frecuencia e invertir un tiempo diario en la lectura, así como la realización de diferentes ejercicios será suficiente.

Por admin

error: Content is protected !!