La lectura es esencial en el proceso de aprendizaje de cualquier niño, pero también es una fuente inagotable de entretenimiento y es importante para el desarrollo intelectual y les ayuda a mejorar su capacidad expresiva, la imaginación y el lenguaje. 

Por consiguiente, es importante que los docentes sepan cómo acercar la lectura a los alumnos para que aprovechen sus beneficios y adquieran el hábito de un buen lector desde edades tempranas y así hacer que perduren con el paso del tiempo. 

Los padres también cumplen un rol esencial en este proceso, puesto que son el primer ejemplo de sus hijos, es importante que los hagan sentir seguros y confiados, para ello es importante crear un espacio en casa seguro y sin ruido, para lograr que este espacio cumpla con estos requerimientos puede asesorarse con un cerrajero experto. 

Beneficios de la lectura en los niños 

  • Estimula el crecimiento intelectual, afectivo y moral de los niños. 
  • Les brinda placer y los libera a un mundo real a través de la fantasía, el sueño y las emociones que se pueden captar a través del texto. 
  • Les ayuda a comprender y solucionar diferentes problemas psicológicos y afectivos como el miedo, los complejos y los celos. 
  • Despertar la imaginación y potenciar la creatividad. 
  • Desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad de razonamiento a través de la reflexión. 
  • Estimula algunas capacidades lingüísticas, así como mejora el vocabulario para que los niños puedan expresarse correctamente y perfeccionen la ortografía, además de conocer diferentes géneros y estilos de la literatura. 
  • Transmite valores y desarrolla la memoria. 
  • Mejora la atención cuando practica la lectura en voz alta. 
  • Consolida el proceso de madurez a través del desarrollo de la autonomía y la independencia de los niños. 

Consideraciones finales 

La familia cumple un rol fundamental en los hábitos de lectura de los niños, es por ello que es importante que los niños vean que sus familiares tienen hábitos de lectura y aman leer, esto los motivara a mantener el gusto por la  lectura y se debe comenzar en sus primero años de vida y motivarlos a que disfruten de lo que leen. 

Por su parte, la escuela también resulta un recinto de formación de hábitos de lectura en los niños, puesto que la escuela es el segundo ente socializador, además también tienen un papel esencial en la formación de los hábitos de la lectura en los niños. 

Cabe destacar que la lectura es uno de los aspectos más interesantes a desarrollar dentro del currículo escolar, ya que es una herramienta necesaria y que entre otras cosas ayuda a estimular el desarrollo intelectual, los conocimientos y el lenguaje de los niños, así como mejora su capacidad para comunicarse con otros. 

Por consiguiente, será el docente quien acompañe al niño en sus lecturas diarias, por lo que es importante el proceso de aprender a leer y para el maestro no habrá mayor satisfacción para que los estudiantes logren alcanzar el éxito. 

Finalmente, la lectura estimula la imaginación y aumenta los conocimientos generales y culturales de los niños, lo que hará más fácil su proceso educativo durante toda la primaria. 

Por admin

error: Content is protected !!