Películas que no sabías estaban basadas en libros

En este año particular que la humanidad ha vivido, muchos han pasado su confinamiento, bien sea leyendo o viendo series en televisión, o películas famosas.

Y es que a todos les ha sobrado un poco de tiempo para ver una buena película, no importa en qué trabajes, porque hasta los cerrajeros que están disponibles las 24 horas, han tenido tiempo para disfrutar de una buena película frente al sofá.

Y es interesante notar, que una gran mayoría de películas nominadas en muchas oportunidades en los premios de cinematografía a nivel mundial, sean basadas en libros, como, por ejemplo, Forrest Gump, Tiburón y hasta Parque Jurásico.

La cantidad es muy grande, pero aquí encontrarás algunas películas clásicas que han sido exitosas no sólo en el cine, sino que además fueron éxitos literarios en su época.

Matar a un ruiseñor (1962)

La adaptación de 1962 del clásico de Harper Lee, novela ganadora del premio Pulitzer, se centra en el hábil trabajo de los personajes que escritor crea en el libro. Al dar vida a Atticus Finch (Gregory Peck), Scout y Boo Radley y seguir la estructura de la trama lenta de la novela, la película trasplanta los dos elementos más fuertes del libro a una película de la que todavía los amantes del género no se cansan de verla. 

El padrino (1972, 1974)

La novela de Mario Puzo es un thriller oscuro y absorbente que fascina, horroriza y entretiene. Las dos primeras películas que Francis Ford Coppola adaptó de la novela elevan la sórdida historia a triunfos operísticos que algunos consideran dos de las mejores películas jamás realizadas. Ambas películas ganaron premios Oscar a la Mejor Película (siendo la Parte II la primera secuela en hacerlo) y Mejor Guión Adaptado.

Mujercitas (2019)

Mujercitas es una novela de la autora estadounidense Louisa May Alcott que se publicó originalmente en dos volúmenes en 1868 y 1869 y está basada en la vida de la autora y sus tres hermanas. Los estudiosos la clasifican como una novela autobiográfica o semiautobiográfica. Mujercitas fue un éxito comercial y de crítica inmediato, y ha sido llevada al teatro en múltiples oportunidades y al cine en siete versiones, las dos primeras en cine mudo, en 1917 y 1918, luego en 1933 protagonizada por Katherine Hepburn, luego la primera versión a color en 1949, luego en 1994, y las últimas dos versiones en 2018 y 2019.

El color púrpura (1985)

Steven Spielberg creó una adaptación estelar de la novela de Alice Walker, y una que es extremadamente fiel a la novela en términos de trama y personaje. Este es un verdadero logro porque Spielberg confía en sus actores para transmitir gran parte del contenido emocional a través de su interpretación, mientras que en la novela conocemos los pensamientos y sentimientos internos de Celie. Las fenomenales actuaciones del elenco hacen de esta película una visita obligada.

El mago de Oz (1939)

Relativamente fiel al material original, la razón por la que la adaptación de El mago de Oz de 1939 sigue siendo una parte tan poderosa de nuestra conciencia cinematográfica compartida es porque da vida a la imaginación de L. Frank Baum. Es fácil olvidar, ocho décadas después, lo increíble que pareció esta película al público de la época. Empapada de color, la película tiene bocados visuales metidos en cada centímetro de cada fotograma; puedes ver la película una docena de veces y aún notar cosas nuevas.